No hay nada más agradable que llegar a casa cansado de la jornada diaria, y “repantigarnos” en el sofá, y para no tener que preocuparnos por su superficie, con una funda lo tenemos todo bien arreglado, logrando una mayor durabilidad pero, ¿qué podemos hacer para evitar que se mueva la funda del sofá? Vamos a conocer algunos trucos que son sencillos de aplicar y muy efectivos.

Comprueba los sistemas de agarre de la funda del sofá

Casi todas las fundas de sofá, cuentan con algún sistema de agarre y sujeción, pero también es muy frecuente que no los utilicemos debidamente.

Lo primero que vamos a hacer es echar un vistazo al sistema de agarre que utiliza nuestra funda en particular, y nos aseguraremos de que se encuentre en buenas condiciones.

Comprueba que la funda tiene la medida adecuada, de manera que, por norma general, no tendremos demasiados problemas salvo si se ha ido deformando o hablamos de superficies que son especialmente resbaladizas y nos cuesta más lograr su fijación.

Las dos alternativas más habituales para evitar que se mueva la funda del sofá son:

  1. Sujeción mediante lazos.
  2. Sujeción a través de gomas.

En cualquier caso, el tiempo hace que estos sistemas puedan acabar fallando, por lo que si ya lo habéis intentado y no ha sido posible, es el momento de pasar a la siguiente opción.

Prueba a remeter bien la funda por todos los rincones

Si con el paso del tiempo, la funda se ha ido dando de sí, es el momento de aprovechar todos los rincones y zonas del sofá para su sujeción.

Estruja sin miedo, y si es necesario, utiliza alguna herramienta larga para conseguir que la funda se estire al máximo.

Si esto sigue sin ser suficiente, es el momento de meter alguna cosa pesada en las juntas y pliegues, como por ejemplo una revista enrollada, o cualquier cosa que evite que la funda vuelva a salir de su sitio.

¿Has probado la cinta adhesiva para alfombras?

Pero si la cosa no se arregla, entonces es el momento de comprar cinta adhesiva para alfombras, la cual es muy fácil de utilizar y permite una fijación sobresaliente, lo cual hace que solucionemos el problema sin gastar apenas dinero, y de forma casera y muy rápida.

Estos son los trucos que te damos desde Coucher Sofás Zaragoza que conocer para evitar que se mueva la funda del sofá, consiguiendo de esta forma disfrutar del máximo confort sin molestas arrugas o desplazamientos.

Call Now Button